sábado, 26 de enero de 2013

Pastela a mi estilo


Bueno, y os preguntareis ¿Y cuál es tu estilo? Pues abro el frigorífico, la alacena y con lo que hay se creo un plato, ni más ni menos :)
Esta receta está inspirada en la pastela típica de la cocina árabe, pero como no contaba con todos los ingredientes para hacerla tal cual, pues allá que la hago a mi manera.
Os digo los ingredientes y os cuento como hacer este plato super versátil, rico y económico.

Ingredientes ( 8 raciones grandes o 16-20 para picar)

4 Cdas de aceite de Oliva Virgen
1 Cda de mantequilla más la necesaria para engrasar
3 cebollas francesas pequeñas o 1 mediana normal
3 dientes de ajos
1 Pechuga de pollo cortada a daditos pequeños
500 grs de champiñones frescos cortados en láminas finas
4 Huevos L
250 grs de pasta filo (yo compre la de Carrefour)
12 Dátiles (Opcionales)
Agua
Sal
Pimienta molida
Canela en Rama
1 Guindilla
Azúcar Glas
Canela molida

Preparación

Encendemos el horno  para que vaya calentando a 180º.
En una sartén echamos 3 cdas de aceite de oliva y 1 cda de mantequilla. Debemos ponerla a fuego lento para que no se queme la mantequilla. Echamos la cebolla cortada finita y los ajos también cortados pequeños, un poco de sal y lo dejamos pochar tapado a fuego lento hasta que veamos que la cebolla está como transparente. A continuación añadiremos las champiñones que previamente habremos pelado y cortado en láminas finas (se pueden usar los champiñones que ya vienen laminados pero a mí me gusta quitarles la piel por eso los prefiero enteros). En este punto también pondremos la guindilla. Dejamos cocinar despacio y con la tapadera puesta hasta que los champiñones tomen este aspecto

Tienen que quedar al dente y sin apenas jugo.

En otra sartén echamos 1 Cda de aceite y el pollo cortado en dados, sal, la pimienta molida al gusto y 1 ramita de canela. Cuando se haya rehogado el pollo lo cubrimos con agua caliente y lo dejamos cocer a fuego lento hasta que haya reducido todo el caldo.
Mientras se va cocinando el pollo vamos preparando los dátiles, quitándole los huesos y cortándolos en lonchas finas (yo también les quito la piel si puedo).

Comprobamos que el horno ya a alcanzado la temperatura y preparamos un par de cucharadas de mantequilla que esté blandita (pomada) que usaremos para engrasar el molde y las láminas de pasta filo porque a continuación vienen tres pasos que haremos rápido ya que la pasta filo se seca enseguida y pasaremos al horno.
1.-  Engrasamos el molde, ponemos 3-4 láminas de pasta filo, luego cogemos otras 3-4 láminas y pintamos la superior con la mantequilla y así sucesivamente hasta que calculemos la mitad de la pasta filo. Yo usé un molde desmontable de 28x19cm para que no me quedara el relleno muy fino así que me sobró un trozo de pasta filo que deseché. Así lo dispuse

.
Como veis debemos  dejar un borde que sobresalga por los laterales, esto queda luego crujiente y envuelve el relleno.
2.- En una sartén grande mezclamos los champiñones (QUITAD LA GUINDILLA) con el pollo( QUITAD LA CANELA) y los dátiles comprobamos como está de sal y si fuese necesario rectificamos. Cuando haya alcanzado temperatura le añadimos los 4 huevos sin batir y movemos para que estos se rompan durante 2-3 minutos. No debe cuajar el huevo completamente porque como luego meteremos en el horno y quedaría demasiado seco.
3.- Echamos la mezcla en el molde y cubrimos con el resto de la pasta filo que iremos disponiendo de las misma forma que anteriormente. Cada 3-4 láminas pintamos con mantequilla quedando la última cubierta de mantequilla para que dore. 
Pasamos al horno durante 15-20 minutos, observamos que esté doradita.
Cuando la saquemos del horno, dejamos templar un poco, desmoldamos y decoramos con azúcar glas y canela (yo me ayudo con un colador para que no queden pegotones).
Y lista para servir¡¡¡¡

Como mejor se aprecian los sabores es templada, a además es cuando la pasta filo está crujiente, conforme pasa más tiempo la pasta se pone más blanda aunque también está rica.
Lo ideal si queréis que esté en su punto para servir es tener preparado de antemano los champis y el pollo y en el último momento mientras se calienta el horno le echáis los huevos, preparáis la pasta filo y al horno. Contad más o menos 30 min
Podéis servirla  como primer plato en una comida o como parte de unos entrantes. 
Aprovecho para darle las gracias a mi cuñado Álvaro, suministrador oficial de datiles argelinos que están buenísimos (graciasss¡¡)
Espero que os haya gustado

Besitos


Eva







No hay comentarios:

Publicar un comentario