domingo, 5 de mayo de 2013

Pimientos del Piquillo rellenos de Pescado a la Crema de Queso




Aquí os traigo una receta muy sencilla que podemos servir de distintas maneras y así nos servirá como entrante o como primer plato, y además estará preparado en un plis plas. Este plato ya os lo mostré un día que lo había preparado para cenar usando cabracho y en esta ocasión lo he realizado con sargo aprovechando otra pesquera de mi marido :). Así que ya sabéis podéis usar cualquier pescado blanco que os guste. Vamos allá con los ingredientes:

- 300 gr. de pescado blanco cocido al vapor
- 1 cebolla mediana
- 2 + 1/2 cdas de aceite de oliva Virgen Extra
- 14 pimientos del Piquillo en conserva (este número es aproximado ya que dependerá del tamaño de los     mismos)
- 400 ml de nata 18% de MG
- 4 cdas de queso rallado (del que usamos en polvo para la pasta)
- Sal
- Un poco de agua o caldo de pescado

Lo primero que haremos será limpiar el pescado y ponerlo a cocer al vapor durante unos 20 minutos. Una vez cocido lo dejamos templar y a continuación lo limpiaremos bien de piel y espinas. Desmenuzamos y reservamos.
En una sartén ponemos a calentar el aceite y pochamos a fuego lento la cebolla que habremos cortado en trozos pequeños y finos. Aconsejo añadir un toque de sal en este punto y tapar la sartén para que la cebolla cueza y quede tierna y transparente.
Cuando veamos que está en su punto añadimos el pescado que teníamos reservado, rehogamos y añadimos la cantidad justa de agua o caldo para que cubra. Si el pescado lo habéis cocido al vapor podéis aprovechar el caldito que ha quedado en la olla. Como el pescado ya está cocido y la cebolla cocinada es una cantidad mínima para que los sabores liguen bien. Cocinamos a fuego lento hasta que haya perdido casi todo el líquido, tampoco hay que dejarlo seco, seco del todo. Probamos el punto de sal y rectificamos si es necesario, como la crema que acompaña lleva queso tampoco es aconsejable excederse con la sal.
El siguiente paso es rellenar los pimientos para lo que nos ayudaremos de una cuchara de postre. Ir rellenando con pocas cantidades para que quede completo, ya que si primera ponemos mucha cantidad lo más probable es que la punta quede vacía.
Una vez relleno los iremos poniendo en una  cazuela como os muestro en la foto con el relleno pegado a la pared  para evitar que se salga.

Cuando estén todos colocados añadimos la nata y el queso rallado y cocinaremos a fuego lento sobre unos 15 minutos. IMPORTANTE no hay que mover con cuchara o similar ya que se romperían, así que toca dar un meneito a la cazuela de vez en cuando para que ligue la salsa y nos ayudamos de una cuchara para bañar los pimientos pero sin tocarlos mucho que se rompen.
Cuando veamos que la salsa ha espesado estarán listos.
Bien sencillos verdad? Pues tenéis un entrante estupendo y si queréis un plato completo lo podéis acompañar realizando un nido de pasta o de arroz hervido, con la salsa de queso queda espectacular.

Si otro día queréis darle un toque especial también podéis ponerle además del pescado unas gambitas hervidas y cortadas en trocitos pequeños también quedan para chuparse los dedos...
Espero que os haya gustado. Probad y me contáis.

Besitos

Eva

No hay comentarios:

Publicar un comentario